Fin de la renta antigua o de los contratos indefinidos de alquiler antiguos

Aquellos contratos (de vivienda o locales) firmados antes del 9 mayo de 1985 (regulados por la ley de arrendamientos urbanos de 1964) y  que por la ley de 1994 (la actual, aunque bastante reformada en junio de 2013) recibieron una prórroga de 20 años llegan a su fin, la extinción de los contratos de arrendamiento de renta antigua serán historia a partir del 31 de diciembre de 2014 en caso de que no hayan renegociado las condiciones con la propiedad, ello quiere decir que el 1 de enero de 2015 la propiedad recupera el inmueble, extinguiéndose el contrato (ver disposiciones transitorias LAU 1994).

En resumen, perderán la vigencia todos los alquileres de locales comerciales pactados antes del llamado decreto Boyer, con excepción de aquellos en que siga al frente del  negocio el mismo titular original del contrato o bien su cónyuge, y que estén blindados hasta su fallecimiento o jubilación, si está a nombre de otro familiar o de una empresa, el alquiler quedará sin efecto a tenor de que ha pasado la prórroga de los 20 años establecidos en la posterior ley de arrendamientos urbanos de 1994.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s